7 minutos con Margarita Álvarez

“Pero, ¿no conoces a Margarita?”. Era lo que siempre escuchaba en varias conversaciones. Hasta que, por fin, coincidimos como speakers en este evento. Y, efectivamente, pensé; “¿Por qué no la he conocido antes?”. Si la googleáis, veréis que su perfil es apabullante. Entre las mujeres más influyentes de España según Forbes, varias veces en el top100 mujeres líderes, alma mater del celebrado Insituto de la Felicidad de Coca-Cola, crack del marketing, directora de Marketing y Comunicación del Grupo Adecco, profesora del IE, … Pero todo eso lo descubrí más tarde, porque Margarita nunca utiliza toda esta información al presentarse. No lo necesita. Es una mujer auténtica.

Veo y leo las múltiples entrevistas que le han hecho y le siguen haciendo. La felicidad es un tema que se repite en todas ellas y que sin duda ella abandera. Sin embargo, hoy no quiero hablar de felicidad con Marga, sino de algo que me resuena mucho más: la autenticidad y su impacto en los individuos y en la comunidad.

1. Has desafiado todo convencionalismo reinventándote tras tu etapa en Adecco. ¿En qué momento una persona en una posición directiva decide que ha llegado el momento de cambiar el rumbo y optar por una nueva vida? ¿Cuál es su hoja de ruta?
Creo en las etapas. Creo que nunca hay que dejar de aprender y de retarse a uno mismo. Y que, a veces, hay que cambiar, porque el cambio es bueno. Nunca es fácil, y en mi caso no lo ha sido porque Adecco para mí ha sido mi casa y he sido muy feliz. Pero es importante para mí, sabiendo que me quedan miles de cosas por hacer y aprender. Mi hoja de ruta se basa en eso, en seguir aprendiendo y seguir haciendo todas esas cosas que hasta ahora no he hecho.

2. De todos los logros profesionales que has conseguido hasta ahora, ¿cuál ha sido más trascendental para ti como persona y cómo ha impactado en tu manera de enfocar el trabajo o la vida en general?
Siempre le he dicho a mi equipo: “Si mañana me atropella un camión y lo que os viene a la cabeza es ‘qué buena profesional era’ algo habré hecho mal”. Mis logros sólo los mido por lo que haya conseguido mejorar la vida de las personas que están cerca de mí. Lo que haya podido ayudarles a ser mejores profesionales y personas. Logro para mí es cuando te cruzas con alguien tiempo después de haber coincidido en el entorno profesional que sea (lógicamente, también en el personal) y te dice que por algún motivo le cambiaste la vida. Eso es un logro inmenso. O cuando, en el Instituto de la Felicidad, alguien te decía que le habíamos ayudado a reorientar su vida. Esas son las cosas que importan y las que considero trascendentales. Y, desde luego, para mí un logro es tener la oportunidad de conocer a tanta gente interesante como he conocido. Todas mis etapas profesionales me han permitido conocer a personas en todas las partes del mundo de las que he aprendido y algunas de las cuales han pasado a ser relaciones de amistad. A las pruebas me remito contigo 🙂

3. ¿Qué consejos das a las personas que mentorizas?
Escucho mucho e intento dar pocos consejos. Pero, sobre todo, que hagan, que prueben, que vivan. Que se abran puertas constantemente. Los objetivos, las metas, están muy bien, pero lo que de verdad está muy bien es todo lo que te ocurre mientras llegas a esas metas. La vida te sorprende con momentos mágicos que no estaban en tus planes. Yo nunca hubiera pensado trabajar con universidades de todo el mundo, colaborar con un país como Bután o hacer un París-Dakar. Son cosas que me ha regalado la vida. Pero, como la inspiración, son cosas que te llegan si te encuentran trabajando, si estás abierto a probar, a actuar y nunca dejas de esforzarte.

4. Estamos en un momento interesante en el que surgen múltiples iniciativas para empoderar a la mujer, pero ¿cómo se consigue realmente?
No es fácil. Son tantos los elementos que entran en este tema … Lo primero es que las personas tenemos que entender que todas somos capaces de muchas cosas y que el género no es relevante ni determinante. Las mujeres somos más tendentes a pensar que no hacemos bien esto o esto otro por motivos culturales. Yo he corridos rallies, he hecho carreras en circuito de motos, he hecho puenting o triatlón, sólo porque nunca nadie me ha dicho que no podía hacerlo o que lo haría peor que mis hermanos porque ellos leen mejor los mapas o yo tengo menos visión espacial. Lo segundo es que no es relevante si los hombres y las mujeres somos diferentes (e iguales, claro). Lo relevante es lo diferentes que somos las personas y todo lo que podemos aportar precisamente por esa diferencia.

5. ¿Cuál es el poder de lo auténtico? ¿Por qué es tan difícil de encontrar?
Uff. Difícil de encontrar y difícil de definir, pero creo que tiene mucho que ver con la humildad. Con saber que puedes aprender de cada una de las personas que te encuentras, de darle más importancia al resto que a tí. De esa forma no necesitas ser nadie ni pretender ser nadie. Simplemente eres tú y lo que aprendes del resto. Intentar impresionar es un error. Nuestro cerebro se hace una idea en segundos de la persona que tenemos delante de forma inconsciente. Si intentamos que esa imagen sea diferente, el cerebro del que tenemos enfrente percibe algo raro, algo que no encaja y la imagen que tienen de nosotros se distorsiona. Yo soy como soy. No pretendo ser otra cosa. Si no te gusto, es mejor que sea por lo que soy que por lo que he intentado parecerte. Eso sí, pretendo aprender de las personas que me encuentro y que se encuentren a gusto conmigo. Lo demás es secundario.

¡Mil gracias por compartir tu autenticidad con nosotros, Marga!

No Comments

Post a Comment

Join the
SHAKER COMMUNITY
I will be happy to update you!
SIGN ME IN
close-link
Únete a la
COMUNIDAD SHAKER
¡Estaré encantada de mantenerte al día!
APÚNTATE
close-link
Uneix-te a la 
COMUNITAT SHAKER
Estaré encantada de mantenir-te al dia!
APUNTA'T
close-link