7 minutos con Silvia Fradera

Silvia y yo nos conocimos hace unos cinco años en la comunidad de HR que lidera Sylvia Taudien. En ese momento, justo ambas habíamos dejado atrás nuestras posiciones corporate y estábamos empezando a emprender. Nos une no sólo la experiencia laboral en corporate y nuestra vida emprendedora, sino que ambas coincidimos en el rol clave que, ahora más que nunca, representan las áreas de Personas & Organización dentro de las estructuras empresariales. Además, Silvia y yo compartimos al 100% la manera de establecer relaciones con nuestra comunidad de clientes: ayudando y dando servicio honesto desde la experiencia. Supongo que por eso hacemos tantos proyectos juntas ?

1.Cuéntanos cómo decidiste crear tu plataforma, Ready for People, y cuál es tu propósito.
Durante mi etapa profesional en recursos humanos, me di cuenta de que las necesidades de desarrollo de personas y equipos eran continuas en la organización, había cambios constantemente y era muy difícil planificar. A la hora de buscar, me encontraba con varios obstáculos: en primer lugar, no encontraba soluciones que fueran un poco diferentes, experienciales, prácticas y a la vez fáciles de poner en marcha. Por otro lado, me hubiera gustado poder encontrar en un mismo lugar diferentes opciones para escoger la que más se ajustara al momento, equipo, contexto y agilizar el proceso de selección y compra. Esta es la razón por la que inicié Ready for People, para poner al alcance de todas las organizaciones de forma fácil y ágil experiencias de desarrollo innovadoras y de impacto.

2.¿Cuáles son las ventajas de emprender a los 40 y con una larga experiencia corporate previa?
Emprender después de 20 años de multinacional era una aventura que quería vivir sí o sí. Me apetecía conocer y experimentar otras formas de pensar y hacer business que en un entorno corporate nunca hubiera vivido. La ventaja de la experiencia y el activo que aporto a Ready for People es que conozco bien las necesidades de las empresas, de RRHH y de los managers, porque yo he estado en su lugar. Me es fácil entenderles y además me encanta ayudarles. A los 40 no solo descubrí que quería emprender, sino que mi propósito es realmente este, facilitar el desarrollo en las organizaciones de forma ágil acorde con el mundo en el que vivimos. ¡No hay tiempo para planes rígidos y superdetallados que nunca se cumplen! Ya lo hemos vivido ¿verdad? Ahora también soy muy consciente de las cosas que yo no puedo hacer así que sin un super equipo y los fantásticos partners que tenemos hoy no estaría contándote esto.

3.¿Cuál es el estilo de consulting (por utilizar una palabra standard) que hacéis desde Ready for People?
Nos gusta trabajar cerca de nuestros clientes y desde la mentalidad de ayudarles en sus retos. También me gusta aclarar que nosotros no trabajamos en la estrategia. La estrategia se la dejamos a la dirección de cada organización, a ellos les toca marcar el rumbo. En cambio, estamos aquí para ayudar a nuestros clientes en el “make it happen” y para aportar soluciones innovadoras de forma ágil y rápida. Procuramos anticipar lo que empresas necesitan en cada momento para ofrecer soluciones “Ready” que contextualizamos y adaptamos al momento de cada organización.

4.¿Cuáles son los principales retos que están teniendo actualmente las organizaciones para los que necesitan ayuda externa?
La pandemia ha acelerado un cambio de paradigma y ha generado importantes retos que, a la vez, pueden transformarse en grandes oportunidades para las organizaciones. Si tuviera que escoger 3 temas que hoy están encima de la mesa te diría: gestionar el “Back to (new)normal” después de tantos meses, optimizar la experiencia del cliente y generar valor de forma sostenible.
En la vuelta al (new)normal hay que tener en cuenta que existe un desgaste emocional y anímico en las organizaciones. Cuidar del bienestar físico, mental y emocional de las personas es una de las prioridades inmediatas. Además, los equipos de trabajo necesitan reconectarse, restablecer la confianza y realinearse con el propósito y la visión. Ahora ya sabemos que la “vuelta a la oficina” se hará con modelos híbridos que irán evolucionando. Pero el primer reto inminente es conjugar la flexibilidad con las necesidades operativas del business, hacerlo dentro del marco legal y respetando la equidad en las relaciones laborales. ¡No es fácil! Además de disponer de los espacios y la tecnología apropiados, que se da por descontado y no siempre es obvio, desde un punto de vista más estructural la clave para implantar modelos híbridos con éxito estará en el grado madurez de la organización y en su liderazgo.
El segundo gran reto que ocupa a las organizaciones es optimizar la experiencia del cliente. Tener una cultura customer centric a todos los niveles y en todas las áreas, que permita crear, innovar y aportar valor de forma continuada. Hoy sabemos que esto no es posible sin un claro enfoque personas y sin empleados alineados y comprometidos con el propósito de la organización.
Y, por último, hay más consciencia de que las empresas jugamos un papel fundamental en construir un planeta más sostenible y una sociedad más equitativa. Para ello cada vez más organizaciones buscamos que esta generación de valor no solo se haga desde el punto de vista económico sino teniendo en cuenta el impacto en el medio ambiente, en las personas y en la sociedad. Por eso temas como la Diversidad, Equidad e Inclusión están encima de la mesa de muchas organizaciones, no solo por cumplir ratios sino porque vemos el verdadero aporte que tiene una cultura diversa e inclusiva.

5.Interactúas con todo tipo de industrias y organizaciones de todos los tamaños y nacionalidades… ¿Qué tipo de organización está evolucionando mejor en el entorno actual y qué aprendizajes podemos obtener de ellas?
Ups… Es una pregunta difícil porque si nos fijamos solo en los resultados financieros hay empresas que por inercia histórica o por estar en mercados con muchas barreras de entrada están teniendo buenos resultados, pero algunas lo hacen con graves consecuencias de desgaste en las personas, la sociedad y el medio ambiente que les penalizará a medio plazo. Estas disfunciones han aflorado aún más durante 2020 y siguen… Las organizaciones que mejor están dando respuesta a los 3 retos que planteaba arriba son las que evolucionan hacia modelos más adaptables, formas de trabajar más ágiles, que integran el aprendizaje continuo y la toma de decisiones a través equipos autogestionados y muy cerca del cliente. Esto solo es posible con un liderazgo inclusivo que inspira y empodera a los equipos y que genera la confianza y la seguridad psicológica necesarias. Por descontado la adopción de la tecnología y dominar el data es crítico, pero esto solo se consolidará si en la organización existe la cultura y liderazgo apropiados. Las denominadas soft skills (el desarrollo de personas y equipos) son el engranaje que hace que todo esto se ponga en marcha de forma efectiva y sostenible. Hoy hablamos de creatividad, resiliencia, influencia, pensamiento crítico, autoliderazgo, colaboración, feedback, productividad personal, etc… El desarrollo nunca acaba, es vivo y las necesidades afloran cada día.
Creo que el verdadero cambio en las empresas empieza desde abajo. El capital humano de una empresa es como un engranaje: si eres capaz de iniciar la transformación desde abajo, conseguirás el cambio que buscas. Dando las claves y la autonomía a tu gente para que generen este cambio. Así, desarrollamos personas más conscientes y adaptables y una cultura que fomenta la colaboración, la innovación y la creatividad. ¡Creo que en esto estamos muy alineadas Emma… #powertothepeople!

¡Te agradecemos muchísimo que hayas compartido tu experiencia y perspectiva con la Comunidad Shaker, querida Silvia!

No Comments

Post a Comment

Join the
SHAKER COMMUNITY
I will be happy to update you!
SIGN ME IN
close-link
Únete a la
COMUNIDAD SHAKER
¡Estaré encantada de mantenerte al día!
APÚNTATE
close-link
Uneix-te a la 
COMUNITAT SHAKER
Estaré encantada de mantenir-te al dia!
APUNTA'T
close-link