“Experiencia en comités”

A lo largo de mi vida profesional, he leído innumerables veces “Se requiere experiencia en comités de dirección” en anuncios de empleo. Si bien hace años este concepto me dejaba indiferente, su uso como filtro de perfil duro en la actualidad, en pleno proceso de transformación de las organizaciones, me resulta desconcertante. Me pregunto si por “experiencia en comités de dirección” el anunciante se refiere a horas de permanencia en reuniones en una mesa de caoba tamaño XXL o si está buscando un perfil competencial concreto. Teniendo en cuenta que resulta imposible detectar competencias en una criba curricular y que es imprescindible realizar una entrevista al candidato, no puedo evitar preguntarme: ¿qué tipo de empresas seleccionan por título y no por perfil real?

Reconozcámoslo. “Comité de dirección” nos remite sin rodeos a una empresa jerárquica, el modelo de organización más antiguo que existe. Utilizado como base estructural de entidades como el ejército o la iglesia, corresponde a un modelo con múltiples niveles de mando y un estilo de comunicación unilateral de arriba hacia abajo. La organización funciona por silos, es lenta y menos productiva (esa interminable burocracia …) y cada cual atiende a su tarea, sin mucho más a cuestionarse. Así han funcionado las empresas durante muchos años. Pero eso era antes de que existiesen conceptos como employee experience o entornos colaborativos. Antes de que el nuevo talento nos demostrase que el crecimiento lateral amplía nuestras miras más que el vertical y que el choque generacional sólo existe para aquellos que se sienten amenazados por lo nuevo (acostumbran a ser los que se sienten cómodos en una jerarquía). Con todo lo que estamos experimentando y viviendo a nivel social y organizacional, ¿qué motivo existe para mantener el modelo jerárquico?

Actualmente lo horizontal gusta y atrae más que lo monolítico de la jerarquía, que tiene los días contados. De hecho, me comentaba una headhunter que las organizaciones horizontales raramente necesitan usar una agencia, ya que el talento desea trabajar allí, aunque tenga que cambiar de residencia (si bien en muchos casos no necesitará hacerlo porque le dejarán trabajar en remoto). Por curiosidad, investigo las webs de empresas con estructura horizontal y reviso sus organigramas, una verdadera lección para aquellas organizaciones que busquen transformarse (si de verdad desean hacerlo). Como anécdota, el término “comité de dirección” no aparece en ninguna parte. Para esas empresas es como llamar “departamento de personal” al área de Personas, pedir a tu secretaria que envíe flores a tu mujer o fumar y beber en la oficina, estilo Mad Men. Son conceptos vintage, de otro tiempo. Dejaron de existir hace mucho.

No Comments

Post a Comment

Únete a la
COMUNIDAD SHAKER
¡Estaré encantada de mantenerte al día!
APÚNTATE
close-link