El libro del mes

The Gendered Brain: The new Neuroscience that shatters the myth of the female brain. Gina Rippon. Hace mil años, cuando todavía no existía el #MeToo y ni se hablaba del empoderamiento femenino, me quedé impresionada con este ya mítico anuncio de Dove que, en esa época (corría 2008 y el mundo entraba en la era post Lehman Brothers), era nuevo. La campaña se llamaba “Onslaught” (ataque, embestida) y finalizaba con el inquietante call to action “Talk to your daughter before the beauty industry does” (Habla con tu hija antes de que lo haga la industria cosmética). Hoy, una de mis principales motivaciones como individuo es ayudar a crear un entorno donde el género no sea algo que limite ni discrimine (por resumirlo en una frase).

11 años después de esta campaña, Gina Rippon, doctora británica en neurociencia cognitiva y profesora en la Universidad de Aston (Birmingham), lanzó su obra The Gendered Brain: The new Neuroscience that shatters the myth of the female brain. En su libro, Rippon se carga todas las asunciones (que ella bautiza como “neurotrash”) según las cuales existe un cerebro femenino y otro masculino. El cerebro, en sí, no tiene sexo predefinido. Por decirlo de algún modo, los hombres no son de marte ni las mujeres de venus, al menos de fábrica. La sexización del órgano que todo lo rige no es un tema estructural, sino que está directamente relacionado con los mensajes y sesgos que, desde bebés, los seres humanos recibimos socialmente. La plasticidad del cerebro es clave en el proceso de aprendizaje (y desaprendizaje) de roles. Para Rippon “investigar cómo el mundo cambia nuestro cerebro ayuda a entender cómo es realmente y qué podemos llegar a hacer con él”. Revelador.

Sin Comentarios

Publicar Comentario

Únete a la
COMUNIDAD SHAKER
¡Estaré encantada de mantenerte al día!
APÚNTATE
close-link