“Aquí somos muy especiales”

Existe una frase que la mayoría de las empresas me dicen en un momento u otro de mi primera visita: “Es que aquí somos muy especiales” o también “es que esta empresa es muy distinta”. No importa si la organización es grande o pequeña, nacional o internacional, si de dedica a la distribución o a la investigación. La frase es la misma y, sorprendentemente, el tono en el que se pronuncia va desde la abnegación hasta la ironía.

Todavía no entiendo cuál es la connotación negativa de ser “especial” o “distinto” (en el caso de que se quiera decir exactamente eso). Visto de otro modo, ¿por qué tendría que ser mejor el hecho de “ser como los demás”?. En un momento donde las organizaciones buscan más que nunca su autenticidad para crear una propuesta de valor única que les permita diferenciarse del resto, se supone que “ser especial” debería ser un factor a celebrar por todo lo alto

El caso es que, de momento, todavía no he encontrado dos organizaciones iguales. Es cierto que existen rasgos comunes según tamaño o sector al que pertenecen (estructuras organizativas, estilos de dirección, roles, situaciones cotidianas e incluso personajes que se repiten) pero cada una de ellas evoluciona y se desarrolla a su manera. Esta “manera” es el propósito de la organización, lo que define su cultura y, a su vez, la base de su storytelling, de su relato. Y este relato es lo que atrae y mantiene a las personas que dan vida a esta organización como cliente interno o externo. Estas personas comparten la manera de entender el mundo, su propósito, con el de la empresa. Así pues, podemos decir que la empresa es “especial” y ellos también lo son.

Cuanto más honesta sea consigo misma una organización, cuanto más fiel se mantenga a su ADN, más cultivará su autenticidad. Y ser auténtico, en los tiempos que corren, es todo un logro.

Así que, cuando escucho “es que aquí somos muy especiales”, mi cerebro reptiliano se activa y, automáticamente, me entra un gran interés por conocer por dentro esta organización y explorar hasta dónde llega propósito y su autenticidad. Nada me puede interesar más que una empresa especial, formada por personas igualmente especiales.

Sin Comentarios

Publicar Comentario

Únete a la
COMUNIDAD SHAKER
¡Estaré encantada de mantenerte al día!
APÚNTATE
close-link