7 minutos con Yusuf Okucu

No he conocido persona más comprometida y embajadora del movimiento Agile desde el mundo corporate que Yusuf Okucu. Nacido en Bélgica, Yusuf es, desde hace cinco años, el Talent + Experience Insights Senior Lead en la sede en Barcelona de la multinacional americana Vistaprint.

Vistaprint es un caso de éxito de implementación del modelo Agile dentro de una organización y comparten generosamente su experiencia. De hecho, es habitual ver a Yusuf como ponente en eventos como el HR Innovation Summit u organizando sesiones para la comunidad Agile, que afortunadamente crece día a día.
En un momento como el actual, donde Agile está en las agendas de la mayoría de las organizaciones, es un placer contar con la contribución de perfiles como Yusuf y organizaciones como Vistaprint, que ayudan a democratizar y desmitificar una metodología que, como su nombre indica, es ágil, práctica y con resultados inmediatos.

1. Todo el mundo habla de agile y hay un montón de oferta de cursos y programas para implementarlo pero … ¿Qué es agile realmente?
Hay un sobreuso del concepto agile. No debe convertirse en un fenómeno de moda. Agile es una manera de trabajar cuyo enfoque es generar valor al cliente final de manera proactiva y continua. Agile es un mindset, definido por valores y principios, nada más y nada menos. Y existen metodologías y herramientas para apoyarlo.

2. ¿Cómo descubriste agile y cómo aprendiste las metodologías relacionadas con esta manera de entender la organización y el negocio?
Mi primer encuentro con agile fue hace casi 10 años cuando hice mi primera formación en Lean Six Sigma. En mi primer proyecto Green Belt en Lean, me di cuenta de la importancia de aportar valor al cliente de manera proactiva y continua con sesiones de feedback constantes entre el cliente y el proyecto. Algunos años más tarde, empecé a participar en workshops con agile coaches donde se explicaba qué era y qué no era agile y me sorprendió hasta qué punto metodologías como Lean o Design Thinking encajan con Agile y comparten un mindset común. Gran parte de la metodología Agile se aprende experimentando, viviendo el cambio. No es algo que pueda aprenderse en un solo taller o en una de las muchas certificaciones intensivas que muchas empresas ofrecen hoy. Las formaciones pueden ser útiles pero la práctica y el hecho de probar una manera diferente de trabajar es lo que realmente importa.
Para mi propio desarrollo, tuve que aprender experimentando con nuevas metodologías y desaprendiendo mucho de lo que había aprendido hasta entonces. Había estado trabajando en determinados aspectos siguiendo un enfoque en cascada (modelo waterfall), pero eso no significaba que fuese la manera adecuada de hacer las cosas.

3. Partiendo de tu experiencia, ¿cuáles son las fases de implementación y cómo debe ser el entorno para que dicha implementación sea efectiva?
Como para la mayoría de cambios, se trata de una evolución cultural de la empresa. El primer paso es involucrar a un sponsor dentro del comité ejecutivo, y para ello es imprescindible conseguir un facilitador que le haga visualizar qué supone adoptar Agile en su compañía y los beneficios que conlleva. Las empresas que se han enfrentado al reto de introducir Agile sin contar con el apoyo suficiente del comité ejecutivo han sufrido hasta el punto de tener que abandonar.
Una vez tienes a tu sponsor alineado, llega el momento de educar. Como he comentado, hay muchas ideas y conceptos erróneos sobre qué es y qué no es Agile. Es vital tener cerca a una persona experimentada que se dedique a educar y acompañar en la implementación de Agile. En Vistaprint, tenemos un equipo de Agile Coaches y Agile Champions en cada oficina y ofrecemos sesiones de formación a todos nuestros empleados como parte de su plan de desarrollo profesional.
Es importante conocer bien a los equipos de negocio e identificar aquellos que ya estén adoptando un agile mindset en su manera de trabajar y aquellos que estén más predispuestos para el cambio, de modo que sean los primeros con los que empecemos a experimentar.
Como área de HR, debemos predicar con el ejemplo y adoptar nosotros mismos un Agile mindset en nuestra manera de trabajar.

4. ¡Rompe algún cliché de Agile, por favor!
A menudo se piensa que Agile sólo se aplica en el área de desarrollo de IT o Software y no es así. Agile se define por valores y principios que se enfocan en crear valor al cliente de manera continua y proactiva. Con lo cual, la metodología se puede aplicar a cualquier disciplina fuera de IT. Cada vez hay más organizaciones e incluso departamentos de HR que están evolucionando e incorporando un agile mindset a su manera de trabajar.

5. Desde tu perspectiva corporate, ¿cómo se distingue un buen producto u oferta para implementar agile?
La buena propuesta es la que esté articulada de manera que te facilite conseguir el apoyo del comité ejecutivo y que, por otra parte, esté enfocada en potenciar tu customer centricity. La obsesión hoy en día en todas las organizaciones es conseguir entender y trabajar con el cliente.

6. En el caso de tu organización, ¿cuál ha sido el impacto positivo de adoptar Agile?
Uno muy significativo ha sido una reducción del 90% en los flujos de valor, lo cual nos ha permitido ganar un tiempo precioso para aportar valor de manera anticipada y continua a nuestros clientes.
A nivel equipos, ha estimulado la colaboración entre todas las áreas basándonos en la seguridad psicológica. Miles de empleados han recibido formación en los principios de Agile.

Hoy por hoy, todas las áreas funcionales de la organización aplican Agile y estamos felices de poder explicar y compartir nuestro caso.

¡Muchísimas gracias por compartir con nosotros tu pasión por Agile, Yusuf!

Sin Comentarios

Publicar Comentario

Únete a la
COMUNIDAD SHAKER
¡Estaré encantada de mantenerte al día!
APÚNTATE
close-link